Noticias

Cuatro claves para impulsar la economía circular en nuestras empresas

24/06/2024 Categorías: Mesa SostenibilidadSostenibilidad
Imagen de la noticia Cuatro claves para impulsar la economía circular en nuestras empresas

Durante la última sesión de la Mesa de Sostenibilidad, las empresas asociadas trabajaron en claves y buenas prácticas para enfocar sus estrategias hacia la economía circular. Aquí compartimos las más relevantes:

1- COHERENCIA LEGISLATIVA Y NORMATIVA

La alineación de las tendencias en las empresas con la legislación y las normativas sectoriales es esencial. Esto asegura que las empresas puedan cumplir con las nuevas regulaciones sin conflictos ni redundancias. En el contexto del Green Deal europeo, es crucial que las directivas se integren de manera armoniosa con las leyes nacionales y locales, garantizando una transición fluida hacia la sostenibilidad. La coherencia en las políticas fomenta un entorno empresarial predecible y estable, lo cual es fundamental para la inversión y la innovación.

2- ENFOCAR EL DISEÑO DE PRODUCTOS HACIA LA ECONOMÍA CIRCULAR

La importancia de incorporar principios de economía circular desde la fase de concepción del producto no puede subestimarse. Diseñar productos que sean reparables, reutilizables y reciclables desde el inicio maximiza su vida útil y minimiza los residuos. Este enfoque no solo es beneficioso para el medio ambiente, sino que también puede ofrecer ventajas competitivas a las empresas, al reducir costos a largo plazo y cumplir con las crecientes expectativas de los consumidores y reguladores sobre sostenibilidad.

3- EVALUACIÓN DEL ESTADO ACTUAL Y MEDICIÓN DE IMPACTOS

Contar con una imagen clara del estado actual de los procesos es fundamental para cualquier iniciativa de economía circular. El uso de estándares como ISO 14000 y 50001, o el cálculo de la huella de carbono, permite a las empresas medir su impacto ambiental y establecer prioridades claras para la mejora. Conocer el punto de partida facilita la identificación de áreas críticas que requieren atención y permite el establecimiento de metas realistas y alcanzables. Además, esta evaluación es crucial para comunicar los avances y compromisos a todas las partes interesadas.

4- FOMENTO DE LA COLABORACIÓN INTEREMPRESARIAL

Crear plataformas y conexiones entre empresas es vital para compartir información sobre residuos, productos, subproductos y materias primas. Esta transparencia es la base para el surgimiento de proyectos colaborativos en economía circular. Al trabajar juntos, las empresas pueden encontrar soluciones innovadoras para el reciclaje, la reutilización y la optimización de recursos. Iniciativas como la simbiosis industrial, donde los residuos de una empresa se convierten en recursos para otra, son ejemplos concretos de cómo la colaboración puede generar valor económico y ambiental.

CONCLUSIONES

Estas cuatro claves ofrecen un marco sólido para que las empresas impulsen la economía circular y avancen hacia la sostenibilidad. La coherencia legislativa y normativa proporciona una base estable; el diseño de productos enfocado en la circularidad optimiza el ciclo de vida de los productos; la evaluación y medición de impactos garantiza mejoras continuas y transparentes; y la colaboración interempresarial abre nuevas oportunidades para la innovación y el aprovechamiento eficiente de recursos. Adoptar estas prácticas no solo beneficia al medio ambiente, sino que también fortalece la competitividad y resiliencia de las empresas en un mercado global cada vez más consciente y exigente. Juntos, podemos construir un futuro más sostenible y próspero para todos.